AGRREGLANDOTE A

PREPARÁNDOTE PARA SER RUBIA

Es tu primera vez y estas llena de un nerviosismo emocionante y envidia por otros rubios. Ya miraste Instagram en búsqueda del colorista perfecto, y estás emocionalmente lista para perder la virginidad de tu cabello al rubio. Encontrá acá como prepararte para tu cita con el rubio.

ANTES

/EXPECTATIVAS DE SER RUBIA/

Tu estás lista, pero ¿tu cabello lo está?  

 

Mira con honestidad las condiciones en las que se encuentra tu cabello. Convertirte en rubia es como dejar tu cabello totalmente desnudo. Tu estilista puede ayudarte a determinar si tu cabello es propenso a dañarse y quebrarse. Es probable que necesites despuntar tu cabello para asegurarte de que empieces el proceso desde un punto totalmente sano.


Elige el tono adecuado.

 

No todas las rubias son iguales.

El cabello rubio de las celebridades a las que sigues puede que no sea el adecuado para ti. Esto es personal, así que necesitas consultarlo con tu estilista para elegir el tono perfecto. Generalmente, los tonos fríos quedan mejor en pieles más claras y los tonos cálidos quedan mejor en pieles más obscuras, pero es mejor dejar que tu estilista te guie para llegar al tono de rubio que haga el match perfecto entre tu piel y ojos.



Confía en tu colorista.

 

Recuerda, esto es como estar en una relación. Ser rubia es un gran paso y necesitas de una pareja en la que confiar. Busca inspiraciones de cabello decolorado, balayage, babylights en Instagram y elige al estilista que más te inspire con su trabajo y agenda una cita para que juntos hagan el plan de acción. No inicies este viaje hasta haber encontrado al estilista perfecto para ti.



DURING

/GOING BLONDE/

Ve lento...

Tu sueño rubio puede tomar tiempo. No te sorprendas si ves que necesitas más de una cita en salón para alcanzar el tono deseado. Ser rubia necesita de mantenimiento, así que prepárate para pasar tiempo de calidad con tu colorista.

...y más si eres castaña.

Cada colorista sabe que hacer una clienta con cabello muy obscuro a cabello súper claro es un proceso delicado que necesita de varias visitas al salón. Ir muy rápido puede ser doloroso. Deja que tu colorista determine el proceso para mantener la integridad de tu cabello para alcanzar los resultados que quieres. Si no estas dispuesta a pasar tanto tiempo en el salón, pregunta acerca del balayage, donde la raíz se mantiene obscura. Este es un look más casual y necesita de menor compromiso.

No lo laves...

No laves tu cabello tres días antes de tu cita. Esto le permite actuar a los aceites naturales de tu cabello cubrirlo por completo, como un escudo contra las sequedad. Puedes potenciar la hidratación en tu cabello con aceites como jojoba o argán, hazte una trenza o un bun, ve al gimnasio y déjalo actuar.

AFTER

/BLONDE PRESERVATION/


Te sentirás diferente—tu cabello también.

 

Decolorar hace que las fibras sean más sensibles. Esto puede ocasionar que la textura de tu cabello cambie completamente a lo largo del tiempo.

El cabello crespo puede volverse mas liso en las puntas debido a la sequedad, el cabello liso obtiene más volumen debido a que las cutículas del cabello se engrosan. Hidratar el cabello es escencial para mantener la sequedad y frizz al mínimo.



El cuidado después es esencial.

 

No nos podemos estresar lo suficiente por cuidar el cabello de la manera más adecuada después de decolorarlo. Para asegurarnos de que el brillo de tu cabello dure más, deberás pasar más tiempo cuidándolo. Tu estilista te puede ayudar a encontrar la rutina de cuidado perfecta con los productos correctos para tu cabello, pero la clave está en hidratarlo y corregir el color. Lava tu cabello con productos que lo nutran y neutralicen, que lo mantienen saludable, con un color frío y brillante.